Practicando el globo perfecto

Por 3 octubre, 2015Entrena!

11427209_829280130458452_6678624807263359994_n

El globo es uno de los golpes fundamentales en el pádel incluso hasta el punto que jugadores de todos los niveles basan su juego en él. Entrenarlo es vital debido a que su porcentaje de uso durante el partido es muy elevado. Aunque a medida que el nivel de los jugadores es mayor, su utilización es reducida por el riesgo a dejar una bola regalada, su uso es imprescindible y desde el principio hay que saber utilizarlos y conocer todos los recursos que generan a nuestro juego.

La función principal del globo es sobrepasar al contrario cuando se encuentra en la posición de la red, aunque no es la única finalidad. El globo también se utiliza para desarmar la posición del contrario cuando está atacando, generando que este tenga que realizar desplazamientos y acceder a jugar la bola desde posiciones más difíciles.

Para una correcta ejecución del globo debemos tener en cuenta que su calidad aumentará en la medida que seamos capaces de tomar una correcta posición y ejecutar el golpeo con intensidad de juego. Tomaremos la posición lateral, pivotando sobre nuestro pie y realizando una preparación ligeramente rebajada. El brazo seguirá con el codo cerca de nuestro cuerpo y el resto del cuerpo realizando una flexión más pronunciada. Desde este punto lanzaremos el brazo hacia la posición óptima de golpeo impulsando la bola con el brazo y acompañando con la extensión del cuerpo. Debemos recordad que es muy importante decirle a la bola la dirección que deseamos que tome, así que cuando en un golpe hacia la volea del contrario impulsamos hacia adelante, en el globo debemos transmitirle que debe ir hacia arriba. El cuerpo y la pala proyectaran hacia arriba en la dirección en la que deseamos que vaya la bola, realizando una terminación alta por encima de la cabeza y volviendo a la posición de espera.

A partir de aquí, con una correcta ejecución se nos abre un abanico enorme de posibilidades y lo más importante una opción de generar incertidumbre en el contrario muy valiosa. Desde las diferentes alturas y diferentes ángulos, podemos generar muchas variantes que harán que el contrario deba ejecutar desde una posición de desventaja y con un equilibrio comprometido. Podemos utilizar desde el globo alto, que se queda cerca de la pared impidiendo que el contrario pueda contratacar hasta el globo con poco ángulo y altura que hará que su tiempo de reacción sea corto y la imposibilidad de ejecutar la bola de forma cómoda.

También debemos tener en cuenta al rival al que nos enfrentamos, ya que debemos intentar orientar los globos hacia el rival que tenga menos opciones de terminar el punto en el momento de responder a nuestro globo, así como intentar ejecutar globos sobre el revés de los contrarios ya que en cualquiera de los casos tendremos menos opciones de que nos contraataquen y poder tomar la iniciativa en el punto.

CONSEJO: No debemos caer en la tentación de querer sobrepasar al contrario en cada globo, ya que nos hace arriesgar mucho en el momento de su ejecución. Debemos entrenar lanzar globos de todas las profundidades y direcciones, incluso sabiendo que siempre nos los devolverá.

Así que ya sabéis, a practicar muchos globos en vuestro juego, cuantos más lo pongáis en practica mucho mejor os irán saliendo. Que disfrutéis del pádel!