Papás padeleros, se acerca vuestro día

 

Hola papás padeleros, os encanta disfrutar de vuestros hijos y qué mejor manera de celebrar vuestro día que metiéndolos en la pista y practicar el deporte que más os gusta, el pádel.

Con tus amigos juegas los partidos más reñidos, pero, también es realmente divertido ver los primeros pasos de los pequeños en la pista. Aquí van algunos consejos para iniciar a los niños en el deporte. Te aseguramos que lo vas a disfrutar.

Lo más importante, es que tu hijo no te vea como un rival a quien ganar un punto, sino como a un compañero con el que golpear la bola el mayor número de veces posible. Recuerda que el objetivo en las primeras sesiones de pádel es que devuelvan la pelota, así se divertirán y estarán motivados para avanzar en el aprendizaje.

Su equipación es importante. Es conveniente tener una pala que se adapte a su tamaño. Las palas Junior son más ligeras (310-330 gr.) y tienen el puño más estrecho, para adaptarse a las manos de los más pequeños.

Os proponemos una serie de ejercicio en pista para que disfrutéis y aprendan los mas “peques”.

EJERCICIO 1

La primera actividad, es la más básica, sitúate cerca del niño, cada uno a un lado de la red. Lánzale la bola con la mano, suavemente, y que él intente a darle tras el bote. Así, hasta que coja un poco de soltura con la pala. Esta actividad suele ser muy eficaz con los más pequeños.

EJERCICIO 2

Cuando el niño ha cogido más confianza y ya consigue defenderse un poco, es la hora de alejarlo un poco de la red y lanzarle la bola para que intente devolvértela lo más cerca posible. Te recomendamos que solo uses una bola en este ejercicio, así cuando tenga que ir a recogerla por un fallo, se concentrará mejor en no volver fallar para no tener que ir a buscarla. Según vaya mejorando el nivel, nos vamos alejando para que cueste mas acertar. Cuanta mas velocidad le demos a la bola, más difícil será controlarla, deja tu demostración de potencia para cuando vaya teniendo un nivel más avanzado.

EJERCICIO 3

En esta actividad, la clave es el peloteo. Debes colocarte en posición real de partido, detrás de la línea de saque y el niño al otro lado de la pista en el mismo sitio. Empieza el peloteo y tras dar a la bola, volver inmediatamente al sitio para no perder la posición, siempre golpeando suavemente e intentando controlar la bola lo máximo posible. Esta actividad es bueno hacerla al principio ocupando toda la pista, pero más adelante, en paralelo y  en diagonal, pues esto lo que hace es tener un objetivo siempre al que lanzar la bola. En cuanto nos damos cuenta de que el peloteo se está descontrolando, debemos parar y comenzar otra vez para coger el control de cero.

Estas actividades sirven para pasar un buen rato, pero, si quieres que los pequeños empiecen a jugar te recomendamos poner a vuestros hijos en manos de profesionales titulados en una escuela de pádel. Así algún día llegaréis a enfrentaros en la pista… y te acabarán ganando!

Papás padeleros, esta semana celebramos vuestro día así que hemos decidido que os merecéis un regalo. Pide al peque que te haga un dibujo relacionado con el pádel y compártelo con nosotros. Podéis ganar una pala para cada uno: una ADIPOWER CTRL 1.7 para ti, y una ADIPOWER CTRL JUNIOR para él/ella, así que apuntaos al concurso ¡A jugar!