Empezar a jugar

Por 3 enero, 2015Entrena!

empezar a jugar

Son muchos los motivos que tenemos para empezar a practicar el deporte del pádel, entre ellos vamos a destacar la facilidad, la diversión y el componente social.

El pádel es un deporte que por su estructura se disfruta desde la primera toma de contacto, debido a que la bola es relativamente fácil de golpear y realizar peloteos largos desde en inicio. La pista queda acotada por paredes en todo su perímetro, de esta manera nos podemos ayudar de ellas para que la continuidad del juego sea mucho mayor.

La preparación física requerida al inicio no tiene porque ser muy elevada, ya que la continuidad de la bola esta bastante sujeta a nuestras cualidades técnicas, de esta manera a medida que mejoremos nuestra técnica iremos necesitando de una preparación mayor.

Durante la practica del pádel desarrollaremos determinadas habilidades que no solo nos servirán para mejorar nuestra técnica sino que nos servirán para mejorar nuestra vida en el día a día. Mejoraran nuestra movilidad, psicomotricidad, agilidad, flexibilidad, etc. Además de que al ejercitar el cuerpo mediante una actividad física nos ayudará a mejorar tanto nuestras capacidades físicas como mentales. Ayudando a mantener una condición física y una calidad de vida mejor y potenciando nuestra concentración y rapidez mental.

Al tratarse de un deporte con las facilidades iniciales que hemos descrito nos encontramos ante una práctica muy amena desde los inicios y que genera un rápido retorno de buenas sensaciones. De esta manera al estar en contacto directo con el resto de jugadores en un espacio reducido y acotado genera un alto nivel de interacción, donde la comunicación con el compañero es fundamental en el juego, siendo muy colaborativo y fomentando las relaciones sociales.

Consejo: No olvides que es fundamental equiparte con material adecuado y ponerte en manos de profesionales cualificados para mejorar tu técnica.