La dificultad para manejar la silla en los comienzos

Por 31 enero, 2017Pádel Adaptado

Las dificultades para manejar la silla en sus comienzos

Muy buenas amigos en este nuevo post quiero hablaros de las dificultadas que encontramos en el pádel adaptado a aprender a manejar la silla de ruedas en sus comienzos.

En primer lugar nos encontramos que las pistas de pádel hoy en día son de moqueta y esto hace que la resistencia para el jugador en silla a la hora de mover la silla sea mayor que antes cuando eran de tenis quick.

Nuestras manos no están acostumbradas al roce continuo con los aros y gomas de las ruedas lo que hace que en los comienzos las manos sufran ampollas hasta que conseguimos crear unas durezas que nos protegen del roce.

Nuestros brazos tiene que estar fuertes para mover la silla y el peso de nuestro cuerpo durante los entrenamientos y partidos, de lo contrario nos moveremos poco y esto hará que no lleguemos cómodos a golpear la bola.

Adquiere movilidad al manejar la silla

Para coger movilidad de silla es necesario realizar circuitos fuera y dentro de pista con obstáculos que sortear, aceleraciones, frenadas, giros, etc…. El manejar la silla es tan importante o incluso más a veces que la propia ejecución de los golpes. Quizás el movimiento más fácil sea el avanzar hacia delante dándonos impulso con los dos brazos en los aros hacia delante, la dificultad viene cuando tenemos que posicionar la silla bien para conseguir la postura más cómoda para el golpeo.

No hace mucho Novak Djokovic en uno de sus partidos no dudo en subirse a una silla de ruedas para jugar unos puntos con un jugador profesional de tenis en silla y al terminar dijo

Creo que ha sido el entrenamiento más duro de mi vida.

Por experiencia propia la primera vez que te subes a una silla de ruedas para practicar pádel tienes la sensación de que te vas a caer al intentar mover la silla para ir hacia la bola lo que hace que te desplazas con miedo e intentes dar a la bola sin apenas moverte, lo cual es solo posible en bolas que están en tu radio de alcance con los brazos. O al contrario en bolas que primero darán en la pared del fondo y luego en la pared lateral.

Trabajar el aspecto psicológico es fundamental

La cabeza no está preparada para realizar los desplazamientos con los brazos e inconscientemente quieres levantarte para llegar a las bolas. La coordinación es fundamental para poder moverte por la pista con total libertad siendo tú el que manejas la silla llevándola en todo momento hacia donde quieres.

La mayor dificultad se encuentra en las bolas en las que tienes que seguir el recorrido de esta  porque sabes que impactará primero en la pared lateral y luego en la de fondo, donde tienes que realizar un giro casi de 360 º en ocasiones sin perder de vista la bola

En definitiva el pádel en silla en sus comienzos es muy duro y requiere de un entrenamiento muy específico para aprender a mover la silla y de una buena forma física. No obstante desde el blog invito a cualquier jugador a pie que pruebe la experiencia y nos de su opinión.