La contrapared

Por 5 agosto, 2016Entrena!

IMG_5281

Hola padeleros!!! En el tema que hoy nos ocupa, voy a tratar esta habilidad como un recurso, sí, he dicho recurso, ya que bajo mi punto de vista no lo clasificaría como uno de los golpes específicos del pádel. Y para mayor concreción diría que debe ser un último recurso.

Para que el artículo resulte de interés y sea didáctico para al mayor número de lectores y practicantes de pádel lo enfocaré valiéndome del mencionado y denominado último recurso, y sobre todo de la percepción que cada jugador tiene de ello, ya que evidentemente no será la misma para un jugador de competición con un nivel avanzado que para uno de iniciación.

Un jugador de competición con un nivel avanzado en muy pocas ocasiones tendrá la percepción de que el último recurso sea usar la contrapared y casi nunca se habrá llegado a esta situación por un error propio, ya que el mérito será de los rivales que forzaron esta situación. Según el nivel del jugador o de la pareja va siendo inferior, se van produciendo errores por falta de habilidades técnicas, tácticas o físicas como pueden ser la mala colocación en la pista, una errónea lectura de la bola, escaso desplazamiento … que hacen que la única opción sea utilizar una contrapared en un mayor número de bolas que con una mayor práctica resolveremos de un mejor modo.

Tampoco las consecuencias serán las mismas si ejecutamos mal la contrapared. En un nivel elevado es muy probable perder el punto en el siguiente tiro del rival, mientras que este porcentaje irá disminuyendo a medida que vayamos bajando de nivel, debido a que la falta de recursos del oponente disimulará nuestro error. No por ello si nuestro objetivo es ir evolucionando en nuestro deporte favorito debemos dejar de intentar utilizar la contrapared el menor número de veces posible.

Puede que hayáis visto vídeos o partidos en los que jugadores hacen de esta última opción todo un arte, utilizando también las paredes laterales, generando tiros y ángulos imposibles y en ocasiones llegando a ganar el punto. Teniendo claro esto, vamos a explicar la ejecución de la contrapared, ya que en más o menos ocasiones, con mayor o menor éxito, o bien o mal utilizada, habrá ocasiones en las que su uso será la única opción de mantenernos “vivos” en el punto.

IMG_5225

Vamos a aprofundizar sobre la ejecución. El jugador se encontrará de espaldas al lado de la pista rival. Se realizará un armado bajo, con la cara de la pala abierta y la punta hacia abajo, el punto de impacto adecuado será un poco adelantado con respecto al cuerpo para de este modo poder golpear en la parte inferior de la bola más cómodamente, la terminación del golpe será amplia y ascendente para generar una parábola que sobrepase a los rivales situados en la red o al menos les haga ejecutar su siguiente tiro por detrás de la línea de saque. La bola deberá rebotar de la mitad hacia arriba de la pared de fondo.

En algunas ocasiones la bola queda tan baja que resulta imposible meter la pala por debajo de la bola y golpearle por abajo con la fuerza necesaria para que se eleve y salvar a los rivales, por lo que buscaremos un tiro más plano y con la potencia justa para que la bola sobrepase la red, con el objetivo de que los adversarios tengan que jugar la siguiente bola por debajo de la altura de la cinta sin poder hacer tiros muy agresivos y habremos conseguido nuestro objetivo de mantenernos en el punto.

Para compañeros que se inicien en la enseñanza les recomiendo que hagan ver al alumno en situaciones de juego real, en que ocasiones conviene utilizar la contrapared y cómo ejecutarla, de este modo el jugador irá asociando esas situaciones e incorporando el uso correcto de la contrapared a su juego, y no dedicarle mucho tiempo a entrenarla mediante la repetición de golpeos con lanzamiento de carros que harán que el alumno mecanice esta conducta y la utilice de manera excesiva, teniendo con el paso del tiempo que corregir esa “manía” contraria a sus intereses.

Espero que os haya resultado interesante el post de hoy,  los “pequeños detalles hacen las grandes diferencias”. Feliz verano a todas y a todos y a disfrutar del pádel amigos!