CONSEJOS PARA JUGAR AL PÁDEL CON FRÍO

Por 22 octubre, 2019Entrena!, Noticias

Se nos acerca el invierno, y eso conlleva una bajada de temperaturas que nos hacen cambiar de hábitos en todos los sentidos, y el pádel no es excepción, por lo que tendremos que adaptar nuestro juego a las particularidades del clima.

En primer lugar, y no menos importante, es el calentamiento. Si ya de por sí, es muy importante calentar bien, en invierno cobra aun más importancia, debido a que llegamos muscularmente más tensos, por lo que una buena entrada en calor, nos ayudara a evitar lesiones por comenzar a jugar agarrotado por el frio.

Aun sin meternos de lleno en la parte más táctica, tenemos que destacar el estado de la pista, encontrándonos diferentes estados tanto de la moqueta como los cristales. Si jugamos en una pista indoor, las condiciones no suelen ser muy cambiantes, a no ser que haya demasiada humedad y lo notemos en los cristales. Por el contrario, si jugamos outdoor, tenemos que tener en cuenta el estado de los cristales, es muy habitual que una vez caiga el sol, comiencen a empañarse, por lo que habrá que extremar las precauciones cuando la bola rebote en el cristal, ya que si la bola va lenta tiende a resbalar y caer en picado, al igual que si rebota en la pared lateral o lleva efecto, suele rebotar de manera diferente. Respecto a la moqueta, si ha llovido, o con la humedad del ambiente, cae algo de rocío, la pista resbalará bastante, por lo que tendremos que adaptar en nuestro juego a esa velocidad.

A la hora de jugar propiamente dicho, lo primero de lo que nos vamos a dar cuenta es que la pelota bota bastante menos, ya que con el frio pierde presión. Esto hará que cambie nuestro juego de una forma clara y evidente, vamos a distinguir los consejos entre defensa y ataque:

Ataque:

Para empezar, una de las mejores armas para ganar el punto como es el remate, queda prácticamente anulado al bajar la temperatura, por lo que, si estamos acostumbrados a ganar puntos con este golpe, debemos de ir variando el tiro en busca de una víbora o bandeja algo más agresivas de lo habitual. Cobra especial importancia el saque y la primera volea para no perder la iniciativa del punto, ya que el defensor puede salir más tranquilo con el globo. Al no existir tantos golpes ganadores, los puntos se suelen alargar, por lo que la paciencia a la hora de armar el punto, buscando diferentes jugadas y espacios no hará ganar más puntos.

Defensa:

Obviamente, al llevar menos velocidad el juego, es más fácil defender desde el fondo de la pista. En primer lugar, debemos de tirar más globos, ya que le va a ser complicado al rival conectar remates o golpes ganadores desde bastante atrás. No debemos de tener miedo a jugar durante mucho tiempo en defensa, trabajando el punto hasta poder conseguir la red con alguno de los globos, ya que al jugar a una velocidad más baja se defiende con más garantía de éxito. Que la bola tenga poco rebote, nos va a obligar a jugar más flexionados en defensa, para tratar de que se nos mueran las menos bolas posibles.

Para finalizar, si la pista esta mojada, es de vital importancia jugar con primeros saques e impactar bien la primera volea, ya que, de perder la red, puede ser un suplicio volver a cogerla. En los golpes por encima de la cabeza, es relativamente fácil conseguir una buena bola que se acelere y tenga poca salida, por lo que podemos tirar algo más fuerte sin miedo a que la bola tengo mucho rebote. En defensa con la pista mojada, habría que tener mucho cuidado con los globos que tiramos, intentando un juego más por abajo, metiéndonos al choque de voleas, para intentar dividir los puntos que jugamos al resto. Pensar que con la pista mojada un solo break puede ser clave para la resolución de un set.

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda ahora que empieza a refrescar.

¡Muchas gracias y hasta la próxima!

Ángel Cobo