¿CÓMO INFLUYE EL PESO DE TU PALA DE PÁDEL EN EL JUEGO?

Muy buenas a todos,

En este post trataremos un tema que, en muchas ocasiones, genera un quebradero de cabeza al jugador de pádel. Se trata del peso ideal de la pala de pádel.

Antes de nada, comparto con vosotros mi opinión. Bajo mi punto de vista no hay un peso que sea idóneo para la práctica del padel, así como pienso que no hay un formato de pala ideal, y es que cada jugador es un mundo y hay palas para todo tipo de jugadores.

EL BALANCE DE LA PALA

Antes de hacer referencia al peso, me detengo en algo muy relevante como es el balance. Cuando hablamos de balance, nos referimos a la distribución del peso de la pala (más concretamente de los materiales que lleva la pala) , algo que influye directamente en la manejabilidad y potencia de nuestros golpes. Distinguimos 3 tipos de balance, según podeis apreciar en la imagen.

EVEN (balance bajo): es el utilizado en palas con formato control. Este tipo de balance facilita al jugador la ejecución en sus golpes y le aporta más control en su juego. Sin embargo este balance, nos restará un punto de potencia.

SLIGHTLY HEAD HEAVY (balance medio): se utiliza en palas con una relación entre potencia y control muy equilibrada. El peso de la pala está centrado y solemos verlo en todo tipo de jugadores.

HEAD HEAVY (balance alto): en este caso, el peso de la pala queda más cerca de la cabeza. La principal ventaja de este tipo de balance es que nos aportará más potencia, algo que notaremos principalmente en el juego de ataque. Sin embargo, el balance alto a su vez hace que nos cueste más de lo normal mover la pala, por ello solemos verlas con frecuencia en jugadores experimentados.

EL PESO DE LA PALA

El peso de la pala, como hemos mencionado con anterioridad, es algo muy importante a la hora de elegir nuestra pala ya que es algo que influye directamente en nuestro juego.

Normalmente las palas con tecnología Lightweight,  suelen tener un peso de entre 345 y 360g, y el resto de nuestras palas, oscilan entre 360 y 375g, añadiéndole los grips con los que cada jugador se sienta cómodo, el peso de la pala tiende a subir un poco más.

La pregunta es, ¿es mejor menos o más peso? y como imaginaréis la respuesta es, depende.

Una pala de menos peso nos aportará más manejabilidad, podremos desplazar la pala con mas agilidad hacia donde el juego lo exija. Sin embargo, perderemos algo de salida de bola y en definitiva potencia; además una pala de poco peso, exije que tengamos que hacer más fuerza con el brazo.

Una pala con el peso elevado, nos beneficiará a la hora de imprimir potencia a nuestros golpes; sin embargo podemos ver afectada nuestra velocidad de respuesta ya que, generalmente, la reduce.

Por tanto, la elección de peso será diferente para cada jugador, al cual siempre aconsejo que  pruebe las diferencias entre una y otra y que se tome su tiempo a la hora de decidir cuál se adapta mejor a su juego.

 

¡Gracias por vuestra atención!

Edu Franza