Subir a la red en pádel

Lo prometido es deuda y después de mi último post ¿Por qué subimos a la red? , en el que analizábamos los pros y los contras del juego en la red y cómo sacarle un mayor beneficio a esta situación, vamos a ver cómo hacerlo para no caer en la precipitación y quedar demasiado expuestos al rival.

Lo haremos a través de una serie de ejemplos con situaciones que se nos pueden presentar en nuestros partidos. Comenzaremos con las dos formas más comunes y menos arriesgadas de subir a la red y ganarla para jugadores de iniciación y nivel medio.

Las tres siguientes, aunque también cualquier jugador puede ponerlas en práctica, van más destinadas a jugadores avanzados que por sus condiciones físicas y técnicas les puede resultar mucho más fácil en el momento que el juego o que la posición del rival lo requieran.

Veamos entonces, cuáles son las situaciones idóneas para subir a la red:

1. SAQUE-VOLEA

Esta es la forma más sencilla para poder subir a la red y que no requiere de un buen golpe previo. Esta opción que, aunque no es obligatoria, todos los jugadores llevamos a cabo, no siempre fue así ya que hasta mediados de los años 90 se jugaba con lo que se denominaba resto-volea.

De este modo quien restaba tomaba la red ya que quien ejecutaba el saque estaba obligado a dejar botar el resto del rival ¿sabíais esto? Una vez realizado el saque, deberemos ser rápidos en esta transición para no caer en una posible contra de la pareja rival para así estar preparados para el golpe de la volea.

2. GLOBO

Realizar un buen globo que sobrepase al rival es la manera de “tomar la red” más segura. Partimos de una posición defensiva y tras un globo bien ejecutado que sobrepasa a los rivales situados en la red, subimos rápidamente a la zona de volea.

Se recomienda que el globo no vaya demasiado centrado para así cerrar mejor la red ante una posible bajada de pared del rival. Pero, ¿y si nuestro mejor tiro no es el globo y habitualmente se nos queda corto? ¿y si los rivales poseen un gran remate o una gran bajada de pared? ¿y si el viento nos impide ejecutar globos con precisión?

Vamos a ver otras tres opciones que nos permitirán subir a la red contraatacando o disfrutar de un apasionante duelo con los contrarios en la red. Estas opciones que requieren de una gran destreza se vuelven necesarias y se repiten con gran frecuencia en el pádel profesional y amateur de alto nivel.

3. BLOQUEANDO LAS BANDEJAS DEL RIVAL

Subiendo a bloquear las bandejas del rival, el globo deberá ser lo suficientemente bueno para no “vendernos” y que el rival no se caracterice por su gran bandeja. Recomiendo llegar hasta media pista, estar muy alerta y en una posición agrupada para controlar mejor un tiro potente de la pala del rival. El objetivo es llegar a la red y con jugar la bola “a buena” lo habremos logrado.

4. CHIQUITAS

Jugando bolas “chiquitas” sobre los pies del contrario:

  • Tras un saque del contrario que nos resulte cómodo, jugando a la zona que debe cubrir el jugador que ejecutó el saque. Tendremos que “sentir” que el tiro salió bueno porque si esperamos a ver el resultado ya será tarde.
  • Jugando de fondo sobre los pies de los rivales haciéndoles volear por debajo de la cintura. Igual que en el anterior habrá que guiarse por las sensaciones del impacto y comenzar a presionar subiendo a la red al compás de nuestro compañero. En ocasiones la mera conducta de achicar el espacio con nuestra subida presionará al rival y puede que cometa errores.
  • Aprovechando el espacio que se genera tras una bandeja del rival que nos llegue cómoda. Deberemos manejar el sobrepique o botepronto, ya que no debemos dejar que la bola entre en las paredes, ya que si lo hacemos el rival tendrá tiempo para recuperar su posición en la red.

5. BAJADA DE PARED

Cuando jugando desde fondo de pista sobrepasemos a los rivales situados en la red, generalmente con una bajada de pared. En cuanto se vea que la bola sobrepasa al rival, subiremos lo más cerca de la red que podamos ya que es muy probable que el rival tenga que defender con una contrapared y puede que la bola se nos quede “regalada” y con facilidad rematemos por 4 ganando el punto.

Vamos padeleros a entrenar esto y a ponerlo en práctica en vuestros partidos, y si alguien no se atreve a llevar a cabo alguna de las técnicas os diré una cosa

Todo gran logro comienza con la decisión de intentarlo.

Y vosotros ¿subís a la red? Dejádnos vuestros comentarios al final del post!!

Hasta la próxima entrada.