saque de pádel - blog oficial adidas padel

De los gestos técnico-tácticos de nuestro deporte, el Saque o Servicio es uno de los que genera más controversias entre los jugadores amateurs.

Entrenador, ¿Cómo lo hago? ¿Cortado? ¿Hacia dónde? ¿A la pared lateral o a la T? ¿A qué velocidad?

Estas son varias de las preguntas que nuestros alumnos nos preguntan durante el desarrollo de su formación deportiva, y en este artículo voy a intentar aconsejaros sobre el Saque, qué tipo de saque usar en cada momento del partido y hacia dónde orientarlo.

La táctica

Es fundamental entender el objetivo principal del saque de pádel: poner en juego la bola, iniciar el punto.

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, en pádel, la pareja que suele ganar los enfrentamientos es la que más tiempo de juego tiene la posesión de la red.

Siendo la red una posición más cómoda y ofensiva que el fondo de pista, y siendo una posición en la que tenemos la iniciativa del punto, tenemos más probabilidades de forzar el fallo del rival.

Dicho esto, creo que va quedando más claro, que nuestro objetivo es poner la pelota en juego para poder posicionarnos cómodamente en la red y tomar la iniciativa del juego.

Por lo tanto, uno de los errores más comunes en el juego del jugador amateur es el de sacar muy fuerte o muy cortado, intentando realizar un punto de saque.

Amigos, ¡esto no es Tenis! El Servicio no tiene tanta relevancia, es muy raro ver un saque directo o “ace” en nuestro deporte.

Tened en cuenta que cuanta más velocidad imprimamos al saque, antes se produce el resto, y antes vuelve la bola. Si el saque se realiza de esta forma, probablemente no nos dé tiempo a estar colocados en la red, y fallaremos el siguiente golpe.

La técnica

Técnicamente, encontramos 4 tipos de saque de pádel:

1. El saque de pádel cortado

Es el gesto habitual y recomendado para vuestro primer Saque ya que el efecto cortado provoca menor rebote en la pared, dificultando así su devolución.

Se suele orientar:

  • Sobre la pared lateral, lugar donde provoca más errores en el resto.
  • Sobre la “T”, para forzar un desplazamiento del contrario o buscar su golpe más débil (normalmente el revés).

2. El saque plano

Entendemos este saque como un saque de seguridad, el cuál lo utilizaremos siempre en los segundos saques. Intentaremos darle profundidad (gracias a tener mayor control) y le imprimiremos una velocidad baja, para que nos permita coger la red y tomar la iniciativa del punto a pesar de ser un segundo saque.

Recordamos que NUNCA debemos fallar un segundo saque, siempre hay que poner en juego la bola “aunque sea con la mano”. Hay que permitir al rival que falle él.

3. El saque de 2 botes o saque dejada

Este saque es aquel al cual le imprimimos tan poca fuerza en el impacto, que hacemos que la bola bote dos veces en su campo antes que el rival llegue a impactarla.

No es un saque muy común, ya que se considera una falta de respeto al jugador contrario.

A pesar de no ser éticamente correcto, muchos jugadores lo utilizan para “sacar del partido” al rival, desconcentrarlo y romper la dinámica de juego.

4. El saque de pádel liftado

Este es el saque menos habitual de los 4 tipos. Su objetivo es sorprender al rival provocando con el efecto liftado un mayor rebote en las paredes/cristales de la pista. De esta forma se pretende forzar el fallo del rival ante el rebote tan poco habitual.

Consejos del entrenador

Mi recomendación es que la velocidad de vuestro saque sea acorde a la velocidad a la que podáis subir a la red, que sea un saque cortado con riesgo o dificultad media, orientado y obligando el rebote en la pared lateral (ya que provoca mayor dificultad en el resto) y que juguéis con la mayor cantidad de primeros saques posible (para mantener la dinámica de juego y no perder la intensidad).

Sin más, tan sólo queda que los pongáis en práctica y nos contéis los resultados obtenidos.