Si hace unos días os hablábamos del remate por 3 plano dando una serie de consejos para poderlo ejecutar correctamente, hoy vamos a analizar el remate por 4. Analizaremos un golpe definitivo y con una ejecución técnica no demasiado compleja, pero que en muchas ocasiones se vuelve contra nosotros debido a una elección inadecuada del momento/bola y una ejecución atropellada.

Remate por 4 en pádel

 

Como siempre debemos tener claro que por mucho que deseemos sacarla en cada golpe no siempre lo vamos a lograr y nuestra obsesión por “romperla” en cada remate hará que nuestros rivales estén alerta en cada remate que ejecutemos. Cualquier golpe de definición debe ser fruto de un punto elaborado e intencionado. Siempre digo a mis alumnos que en la pista debemos pensar en “guisar” a nuestros rivales a fuego lento.

Muchos jugadores solo piensan en “freír” a sus oponentes y ello les lleva a cometer errores por precipitaciones. Si preparamos correctamente nuestro juego todo fluirá en la correcta dirección. Juega siempre como pide el propio juego, no por atropellarte vas a conseguir buenos resultados. No tengas prisas por acabar y nunca transmitas incomodidad por tener que defender.

Cómo ejecutar el remate por 4

Lo más importante a conseguir: potencia. La potencia guarda relación directa entre fuerza y velocidad. Con ello debemos tener claro que no es necesario poseer una fuerza descomunal, pero sí debemos desarrollar en su ejecución una óptima relación entre la fuerza desarrollada a elevada velocidad. En la producción de la fuerza veloz debemos tener claro que la clave estará en la correcta coordinación de las cadenas cinéticas implicadas y la ejecución a la máxima velocidad.

Ante un gesto como el remate por 4 no vale de nada generar una fuerza descomunal que únicamente implique a la articulación del hombro y codo. Lograremos menor efectividad y elevado riesgo de lesión. Intenta crear la fuerza en la punta de tus pies y continua haciéndola crecer a lo largo de tobillos, rodillas, cadera, tronco, hombro, codo, muñeca y mano.

Aprende a elegir la bola y preparar tu cuerpo para la realización del golpe. Una vez que vemos el globo “ideal” debemos calcular distancias, colocar nuestro cuerpo de lado y perseguir que la trayectoria de la bola sea de la misma dirección y sentido opuesto a la que realizará la pala al golpear.

Intenta coordinar tu acción de posicionamiento con la preparación del golpe propiamente dicho. Me coloco de lado a la vez que llevo mi pala atrás. La pala se sitúa detrás de la cabeza, el codo del “brazo pala” estará a la altura del hombro y el brazo contrario apunta a la bola.

5 claves que nos ayudarán a la hora de realizar el remate por 4

Una vez prepares el gesto nos toca pegarle a la pelota y debemos hacerlo buscando comodidad, equilibrio y eficacia, teniendo en cuenta algunas de estas claves que nos ayudarán a sacarla por 4 metros:

  • El golpeo se inicia con la acción de nuestro cuerpo. Partimos de la posición de lado. El peso está sobre el pie de atrás y toca trasladarlo hacia delante en busca del impacto. El traspaso del peso se acompaña de la extensión de las rodillas, nuestra cadera rota al frente ( hacia el impacto ) al igual que hará el tronco para luego realizar la extensión del codo en busca de la pelota. Es muy importante entender que la rotación debe ser controlada y siempre finalizando en un gesto hacia delante. Debemos evitar un golpe con exceso de rotación.
  • El punto de impacto se sitúa ligeramente por delante de nuestro cuerpo y puede variar entre golpear en la línea vertical del hombro del brazo ejecutor o entre la cabeza y el hombro del brazo ejecutor. Hay gente que encuentra mejoras con pequeñas variaciones.
  • La altura del punto de impacto siempre genera polémica en estos golpeos. Para sacarla por cuatro metros está claro que debo golpear a la pelota de arriba hacia abajo ligeramente en diagonal. Mi objetivo es aplastarla contra el suelo. La polémica surge por si debo saltar o no. El salto es independiente al punto de impacto. Su función es doble: subir la pala muy por encima de la bola y golpearla bien hacia abajo; y dotar al golpe de mayor fuerza al añadir el peso de mi cuerpo a la producción de fuerza.
  • En relación al punto anterior es positivo aprender hacia donde debo enviar la bola. Debo intentar que la bola bote cerca la red. A medida que el bote se aleje será complicado sacarla de la pista. Con el bote a 3-4 de la red aun es sencillo lograrlo.
  • Una vez realizado el golpeo la pala se dirigirá hacia el suelo acompañando a la pelota. Lograremos así un buen acompañamiento.

Con estos pequeños consejos estoy seguro que sacarla por 4 metros ya no será algo imposible. Como siempre decimos todo es cuestión de paciencia y práctica. 1 saludo a todos!