Recetas para ganar en el pádel

Es un hecho constatado que a todos y a todas nos gusta ganar en el pádel. El objetivo principal de un juego es ganar … ¿o no? Jugamos para ganar.

Nadie nos puede negar que le guste ganar, más que perder. Si preguntamos a los jugadores profesionales de pádel si juegan o no para ganar, os aseguro que todos dirían que juegan para ganar. A nivel profesional, por supuesto, el objetivo lógico es ganar, ganar y ganar. ¿Y en menores? ¿Y en amateurs? ¿Encontraríamos esa unanimidad en la respuesta?… Seguramente, no.

En la actualidad, una línea de trabajo en psicología deportiva es la aplicación de técnicas de control emocional, donde la percepción del “éxito” y el “fracaso” tienen un papel determinante.

Lo que pensamos nos lleva a actuar de una forma u otra. Nuestros pensamientos “guían” nuestras acciones, nuestras emociones, nuestros actos, nuestro juego en cada partido de pádel. Partiendo de esta idea, nos podemos preguntar, ¿entonces, si siempre pienso en el éxito, ganaré siempre? Pues sí, así es.

 

El éxito no es ganar en el marcador final

Si pensamos que nuestro éxito está literalmente relacionado con los resultados de un partido, entonces si ganamos el partido tendremos éxito; pero si perdemos el partido … no hemos tenido éxito, o lo que es lo mismo, hemos fracasado en conseguir nuestra principal meta que era ganar el partido. Desde este punto de vista, tan solo sería feliz una pareja de pádel, aquella que ganase todos los partidos, el resto de parejas no tendrían éxito, pues han perdido sus partidos.

Sin embargo, si nuestro éxito está ligado al término rendimiento, las consecuencias son bien distintas. Nuestro juego tiene y debe estar planificado en función de nuestro rendimiento, o lo que es lo mismo, nuestro éxito no está directamente relacionado con los resultados que obtengamos, sino con la mejora de nuestro rendimiento en cada entrenamiento y en cada partido. Si partimos de este planteamiento, cada entrenamiento y cada partido es un éxito, ¡¡Ganamos siempre!!

 

Plantéate unos objetivos antes de cada partido

Así pues, en cada partido debemos plantearnos objetivos de rendimiento, ponernos metas alcanzables basándonos en nuestro nivel de juego, intentando mejorar cada vez, buscando nuevos retos, nuevas estrategias, diferentes planteamientos tácticos, mejorando la comunicación con tu pareja punto a punto … haciendo de cada partido de pádel una oportunidad para aprender, poner en práctica lo que hemos entrenado y divertirse jugando al pádel. Si somos capaces de hacer esto, siempre tendremos éxito, siempre ganaremos, ya que nuestro éxito no está ligado directamente con ganar o perder nuestro partido… ( y si encima ganamos …).

Después de leer todo lo anterior puedes pensar que da igual perder o ganar en el pádel. Sin embargo, el comportamiento competitivo siempre tiende a ganar. Pues si siempre ganamos en rendimiento, estaremos más cerca de ganar en los resultados. Si nuestro rendimiento está cercano a nuestro potencial, las posibilidades de obtener buenos resultados en nuestros partidos de pádel, aumenta proporcionalmente.

 

Mi receta para ganar en el pádel siempre

  • Entrena con una planificación basada en el rendimiento en tu juego.
  • Márcate metas de rendimiento en cada partido.
  • Evalúa tu juego y ve subiendo escalón a escalón, siempre partiendo de planteamientos reales.
  • Todo sazonado con buen feeling, buen humor, rodeado de gente que sumen, dejando al lado los problemas personales, el agobio de los trabajos y disfrutando siempre jugando.

Aprovecho estas fechas en las que estamos, para desearos a todas y a todos una muy feliz entrada de año 2017 con grandes sueños, buenos propósitos y muchas, muchas ganas de pádel y de seguir disfrutando de este estupendo deporte. ¡¡Un fuerte y cariñoso abrazo y besos para tod@s. A por todas este año!!