Golpes de pádel · blog oficial adidas padel

Hola amigos del blog oficial de adidas padel, en el post de hoy, queremos hacer un resumen de los 10 golpes de pádel más conocidos. De la mayoría de ellos os hemos hablado anteriormente en otros posts más específicos de cada uno de ellos. Sirva por tanto, esta entrada como glosario, empecemos:

1. Saque

Es el golpeo con el que se inicia el juego, y, aunque el jugador dispone de dos oportunidades, se recomienda jugar con la mayor cantidad de primeros servicios posible con el objetivo de no perder el ritmo y la dinámica de juego.

Se suele orientar hacia la pared lateral y a la velocidad que cada jugador considere oportuna para que le dé tiempo a colocarse en la red y tomar la iniciativa del punto.

2. Derecha o Revés sin Pared

Son los golpes de pádel más sencillos y los primeros que se enseñan en iniciación. El objetivo de los mismos es el mantenimiento de la bola en juego y por norma general provocar botes en paredes del contrario para dificultar la devolución.

Para lograr mayor seguridad en estos golpes, se recomienda jugar en dirección cruzada, debido a que jugar cruzado es más natural a nivel fisionómico y porque la pista nos ofrece más distancia que cuando jugamos en paralelo, por lo que habrá más garantías de éxito.

3. Salidas de Pared

El juego con paredes o cristales son la salsa de nuestro Deporte. Entre los tipos de salidas de pared encontramos, la de pared de fondo, de pared lateral, y doble pared.

El aprovechamiento de los distintos rebotes para construir el siguiente golpe es una característica que marca la diferencia del Pádel con otros deportes de raqueta, dándole más dinamismo al juego y manteniendo el nivel de diversión al facilitar y dar “segundas oportunidades” a los jugadores.

Según el tipo de salida de pared, la altura del rebote y la distancia de salida, se realizará un golpeo más ofensivo o defensivo, pero es fundamental recordar que el juego desde el fondo de pista tiene objetivo realizar golpes que mejoren nuestra posición permitiéndonos subir a la red. Por lo tanto, aunque se realice un golpe con características ofensivas, siempre hay que jugar con el margen de error para mantener la iniciativa.

4. Globo

El globo es quizás el más infravalorado a nivel amateur de los golpes de pádel. A pesar de la velocidad y la altura del mismo, es un golpeo que si se realiza correctamente con la pala abierta hacia arriba y con la fuerza adecuada, se convierte en uno de los más ofensivos.

En caso de quitar la red a la pareja contraria mediante el globo, mejoramos nuestra posición, pasando de defensa o mantenimiento a ataque y tomando de esta forma la iniciativa del punto al ocupar la red.

La dirección del globo dependerá de la comodidad a la que se pueda realizar y a las características de los jugadores contrarios, pero se recomienda en todo caso que la bola bote sobre la línea de saque contraria, para evitar de esta forma un gran rebote de la bola tras la pared.

5. Chiquita

Se conoce como “chiquita” el gesto técnico contrario al globo, aunque sí con la misma intención, quitar la red a la pareja contraria.

Este golpeo consiste en golpear la bola con ritmo lento y buscando que bote en los pies de la pareja contraria situada en la red. Bien ejecutado y subiendo a la red tras realizarlo, provocará que levanten la bola y gracias a su descolocación y pérdida de la iniciativa, podamos ganar el punto tan sólo con enviar la bola al fondo de la pista.

Es un golpeo de nivel alto, ya que conlleva intencionalidad, control corporal y movilidad para acompañar la bola esperando el momento adecuado, control de bola o “mano” para aplicar la fuerza justa al golpe y posteriormente subir a la red para definir el punto.

6. Contrapared

Este recurso se utiliza como alternativa cuando no se puede enviar la bola hacia la red cómodamente. Hay que tener en cuenta que si no se le da la altura y profundidad necesaria, se quedará una bola regalada para la pareja contraria, por lo que se conseja golpearla lo más alta posible para asegurar altura y de esta forma, tiempo para recuperar y mejorar nuestra colocación en pista.

7. Volea

El objetivo de los golpes de volea es el de mantener a la pareja contraria en el fondo de la pista,  forzar el fallo y crear espacios libres. Se recomienda que la primera volea se dirija al centro de la pista, donde a priori está el espacio libre, y posteriormente aprovechar los espacios moviendo al contrario según el jugador que recupere la bola.

Un buen trabajo de volea y mantenimiento de la red provocará gran cantidad de errores o devoluciones cómodas, por lo que mantener la concentración, tapar la zona del centro, y jugar con margen de error, son claves para que la posesión de la red te haga ganar el partido.

8. Bandeja

La bandeja es uno de los golpes de pádel más característicos. Se inventó como solución a esos globos medios del contrario que provocaban indecisión entre dejarlas botar y perder la posesión de la red o tocarlas mediante un remate que no permitía ganar el punto.

La zona de golpeo es en media pista y la altura del mismo se encuentra a medio camino entre una volea y un remate, y se recomienda orientarlas hacia el cruzado provocando el bote en la doble pared del contrario para así dificultar la devolución.

Por el gran peso táctico de este golpe, la bandeja implica un trabajo físico intenso, ya que cuando se ejecuta la bandeja se debe tener en cuenta que el objetivo es no perder la iniciativa en la red, por lo que al golpear hay que volver a subir para acompañar al compañero que debe haberse quedado en la posición de red.

9. Víbora

La víbora pertenece a los golpes de pádel de nivel avanzado y es, sin duda, uno de los más complejos del repertorio técnico de nuestro deporte. Similar a la bandeja en cuanto a la altura del golpeo y la zona de ejecución, pero con ciertos matices como son el balance hacia el impacto del peso del cuerpo, la posición totalmente de lado, el efecto lateral total que se le imprime a la pelota y el más importante, la intencionalidad.

En este caso, la víbora se utiliza con más velocidad y con intenciones de definir el punto o dejarlo prácticamente terminado.  Se suele orientar hacia las esquinas, provocando un rebote mínimo y que la bola caiga antes que el contrario sea capaz de impactarla. En su enseñanza, no se aconseja hasta llegar a niveles de competición.

10. Remate

El remate es el único gesto técnico, dentro de los golpes de pádel, que se puede considerar definitivo. Es el único cuya intención debe ser finalizar el punto, por lo que la ejecución del mismo debe ser la correcta para que el contrario no tenga opciones de recuperar la bola.

Se recomienda realizarlo lo más alto posible, extendiendo el brazo y la pala por encima de la cabeza, colocados de lado y echando el peso del cuerpo sobre el golpe. En cuanto a dirección y profundidad, el remate paralelo y botando previo a la línea de saque del contrario, suele ser el más efectivo, ya que no permite ayudas del compañero y el tiempo de reacción del contrario para defender la bola es menor.

Conclusiones sobre los golpes de pádel

Estas han sido breve distinciones entre los diferentes gestos técnicos fundamentales de nuestro deporte.

Espero que os sirva de ayuda para conocer el valor de cada uno de ellos durante el juego.

Un saludo.